jueves, 3 de abril de 2008

Convocar las palabras
hacerlas responsables
Pedirles sonido levedad
fuerza sugerencia llamada
exigirles seducción y música

Quedar atento a su sinuoso ataque
cuando dicen gaviota cáliz agua
navaja viento madrugada

Devorar las palabras
hacerlas sangre linfa lágrima
esperma sudor saliva

devolverlas lavadas desnudas blandas
probarlas vino beso vuelo
volver a empezar

morir por ellas.

Rosa Lobato de Faria